El grupo de debate sobre digitalización e industria 4.0 celebra la séptima y última reunión del curso

  • CCOO de Industria y la Fundación 1º de Mayo elaborarán un informe con las conclusiones de nueve meses de trabajo

Fernando Rocha, director del Área de Estudios de la Fundación 1º de Mayo de CCOO e impulsor del proyecto “Encuentros sobre digitalización e industria 4.0”, cerró el 27 de junio la segunda fase del debate que puso en marcha junto a CCOO de Industria. Tras el verano se elaborará un documento con las conclusiones y se creará un grupo de debate en el que se invitará a participar a una veintena de delegados y delegadas.

03/07/2018. CCOO de Industria
Fernando Rocha, de pie, durante su presentación

Fernando Rocha, de pie, durante su presentación

El 27 de junio se produjo la séptima y última sesión de debate de la segunda fase de desarrollo de los encuentros sobre digitalización e industria 4.0 que organizan CCOO de Industria y la Fundación 1º de Mayo a través del IESEI. El director del Área de Estudios de la fundación señaló en su intervención que “los cambios provocados por la digitalización en la economía no están predeterminados, ya que influyen tanto factores tecnológicos, sociales e institucionales, como las estrategias de los actores”.

Su intervención partió de la premisa de que la digitalización de la economía es un fenómeno que puede y debe ser gobernado con la participación de los sindicatos, favoreciendo una transformación inclusiva en términos de empleo y condiciones de trabajo, y que contribuya a prevenir o mitigar el riesgo de segmentación y exclusión social.

Para conseguirlo, Fernando Rocha propuso avanzar en propuestas concretas, enmarcadas en tres ejes centrales: fortalecer el papel de las relaciones laborales en la digitalización de los sectores productivos y empresas; adaptar los esquemas tradicionales de acción sindical a los nuevos entornos laborales (plataformas digitales) e impulsar, con el diálogo social tripartito, marcos normativos adecuados que favorezcan avances y reduzcan brechas (género, edad, territorio…).

Entre estos retos, el director del Área de Estudios de la Fundación 1º de Mayo destacó el declive y persistencia de importantes desequilibrios en el sector industrial, así como el desarrollo desigual de la digitalización entre los distintos sectores de servicios; la atomización y bajo nivel de innovación de la cadena de valor; los déficits de cualificación de la fuerza de trabajo; los desajustes entre la formación de las personas y los requerimientos de cualificación de las empresas; las carencias de competencias y formación en materia digital en parte delpersonal directivo y en los propietarios de microempresas; la falta de una apuesta decidida por la formación digital; la “cultura empresarial de la precariedad” …

Entre los criterios para una intervención proactiva, señaló la necesidad de combinar diferentes ámbitos de actuación como el participar en la anticipación y gestión de los cambios, y enriquecer los contenidos materiales de lanegociación colectiva. Todo ello, con niveles de influencia transversales (a nivel de grupo de empresas, de la empresa, de centro de trabajo, nacional y europeo). Además de participar en la anticipación y gestión de los cambios: mejorando los niveles y utilización de la información económica en los diferentes ámbitos de actuación; en la formación de cuadros y representantes sindicales; en la dotación de los recursos sindicales; en el impulso de instrumentos compartidos de diagnóstico sobre fortalezas, debilidades y tendencias de los sectores productivos …

Terminó poniendo como ejemplo el acuerdo suscrito en la empresa francesa Orange, cuyo objetivo “es enfrentar el desafío de la transformación digital, una fuente de oportunidades pero que conlleva riesgos, con el apoyo constante de la dimensión humana. La finalización exitosa de este desafío lleva a adoptar una posición equilibrada entre la adopción incondicional de la tecnología digital o lo contrario, la negativa a ingresar a la transformación digital; una posición que debería permitir dominar la tecnología digital y ponerla al servicio de los empleados y la estrategia de la compañía”.

En definitiva, es preciso, según Fernando Rocha, profundizar en la acción del sindicato, pasando de las “musas al teatro”, creando procesos que den continuidad y coherencia al marco de instituciones de diálogo social y de las que se carecen en la actualidad.

En este marco, señaló la también necesaria estrategia diferencial marcada por convenios sectoriales y de empresa; por el tipo de actividad, etc., pasando del análisis a las propuestas, mediante el establecimiento de guías u orientaciones sindicales para la negociación colectiva, mediante cláusulas tipo que indiquen los cambios surgidos en la empresa y en las condiciones de trabajo.

Nuevo grupo de trabajo

Para desarrollar estos ámbitos Palmira García, del Área de Estrategias Sectoriales de CCOO de Industria, explicó que desde el IESEI se va a abrir un proceso de debate. Abordará, desde la negociación colectiva y desde el diálogo social, los cambios en las condiciones de trabajo, las modificaciones en las estructuras contractuales y la acción sindical ante las nuevas realidades.

Para ello, se pretende crear un grupo de trabajo con delegados y delegadas sindicales (aproximadamente 20 personas) de diferentes empresas y actividades, con las que analizar, debatir y elaborar propuestas para la negociación y la acción sindical ante los nuevos retos que se presentan en el desarrollo de la industria 4.0.

Un amplio debate sindical

Se destacó, del resultado de la encuesta de la CES comentada por Fernando Rocha, que en aquellos países donde está más desarrollada la digitalización, sus trabajadores y trabajadoras tienen actitudes más pesimistas ante su evolución frente a los de mayor debilidad, que muestra un especial y “extraño” optimismo hacia los cambios. Lo que refleja las grandes expectativas generadas en los países más débiles, incluso antes de valorar sus consecuencias.

Los miembros del grupo de trabajo coincidieron en la necesidad de establecer una estrategia sindical transversal que evite las brechas entre industria y servicios en el marco de las condiciones de trabajo, incidiendo en un cambio cultural en el ámbito de los directivos empresariales, los y las trabajadoras y sus representantes. Al mismo tiempo, uno de sus componentes propuso que este foro pueda ser un soporte de referencia para ese deseado cambio cultural.

El grupo de trabajo decidió elaborar un documento de conclusiones que se publicará en la sección #YoIndustria de la página web www.industria.ccoo.es. Al mismo tiempo, se citó para la primera quincena de septiembre con el objetivo de abrir un tercer proceso de debate sobre un tema que, tal y como dijo Fernando Rocha en su intervención, "está en construcción". Sus límites y efectos "están todavía por explorar".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.